Pese a que faltan dos meses para a la entrada del nuevo gobierno, Pemex contrató a una empresa que ya comenzó a limpiar el terreno de su propiedad donde se realizará la construcción.

Aunque aún faltan 2 meses y medio para que comience el nuevo gobierno federal, en Paraíso los trabajos para echar a andar la refinería que anunció Andrés Manuel López Obrador ya comenzaron, pues Petróleos Mexicanos (Pemex) contrató a una empresa que desde hace algunos días comenzó a limpiar el terreno de su propiedad donde se realizará la construcción.

Rocío Nahle García, próxima secretaria de Energía, Octavio Romero Oropeza, quien se desempeñará como director de Pemex y el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández realizaron un recorrido este viernes en el predio de casi 400 hectáreas ubicado a un costado de la Terminal Marítima de Dos Bocas y del conjunto habitacional Lázaro Cárdenas del Río.

Decenas de trabajadores se han dedicado a quitar árboles y aplanar la superficie donde se asentará la nueva infraestructura que costará 55 mil millones de pesos en su primer año.

La compañía denominada SCCA se ha encargado de alistar el terreno. También opera ahí un sindicato de obreros adherido a la Confederación de Trabajadores de México.

Sin embargo, dado que esas hectáreas son de dominio de la empresa productiva del estado, Pemex asumió el inicio de las actividades preliminares para la refinería que forma parte de la estrategia para elevar a 2.6 millones de barriles por día la producción nacional de petróleo, muy por encima de los 1.8 millones que se registran actualmente.

Antes de partir rumbo a Paraíso, Nahle García indicó que aún no toma protesta el próximo jefe del ejecutivo, pero se trabaja “a toda marcha” para concretar el proyecto. “A lo mejor el actual gobierno federal no cuenta con los recursos para hacerlo, pero a partir del 1 de diciembre se va a tener el dinero necesario”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *