Nayib Bukele cedió por $100 mil un terreno valuado en $2 millones para construir mercado

Su misma alcaldía realizó un valúo al terreno que estimó que la propiedad cuesta más de $1.9 millones, es decir, 20 veces el precio al que se entregó.

El ex alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, entregó en su gestión el área verde de la comunidad Nueva Esperanza para la construcción de un nuevo mercado, denominado “centro comercial municipal” en la colonia Escalón, a un precio de $100,000 en usufructo cuando un valúo realizado por su misma alcaldía reflejó que el inmueble tenía un valor de mercado de $1.974, 533.

El contrato firmado por Bukele y la empresa Nuevo Sistema de Mercados S.E.M. de C.V.,(nombre comercial que adquirió Direct Security Systems, DSS, después de vender sus acciones), de fecha 12 de enero de 2017, establece que la alcaldía entregó el inmueble en usufructo para 30 años a la recién creada empresa de capital guatemalteco.

El exalcalde comprometió además a su gestión y a la siguiente administración a entregar el usufructo de dos terrenos más para el mismo propósito en el parqueo del antiguo parque Hula Hula y en el predio de la Ex-Biblioteca Nacional, siendo este último aún propiedad del Ministerio de Educación, el cual está en negociación actualmente por medio de una permuta que debió realizar previo a la firma del contrato.

Piden que terreno de Sedena sea parque público no negocio inmobiliario

CDMX: Petición para que las 125 hectáreas de Industrias Militares (Sedena) en Santa Fé sean Parque Público y no en negocio inmobiliario

luego que la Secretaría de la Defensa Nacional anunciara en agosto del año pasado el traslado de la industria militar a Puebla, a un predio de 600 hectáreas denominado La Célula, en el Municipio Oriental; los terrenos que ocupaban las Industrias Militares de Sedena en Santa Fé, han sido desincorporado del patrimonio del Estado y podrían ser puesto a la venta para un desarrollo inmobiliario. Se trata de 125 hectáreas que tendrían un valor de mil millones de dólares en el mercado para la construcción de más de 25 mil viviendas en esa zona exclusiva de la Ciudad de México. Por ello en la plataforma de iniciativas sociales y políticas Change.org se ha lanzado la petición para pedir que dicho predio sea un parque público y no un negocio inmobiliario.

“La Secretaria de Hacienda y Crédito Publico de México ha decidido vender el inmenso terreno de más de 125 hectáreas del Campo Militar 1F en la exclusiva zona de Santa Fe” señalan.

Con esta petición exigimos que toda el área sea destinada a un parque público, propiedad de todos los ciudadanos y que de ninguna manera, ni el gobierno actual, ni los que siguen, se enriquezcan con su venta, se propone en la petición.

Los peticionarios sostienen que “mantener las contadas áreas verdes de la capital es fundamental para contrarrestar los nocivos efectos de la urbanización desmedida y contener la creciente contaminación”.

Histórica recuperación de bienes robados al Estado

Tandanor: la Justicia devolvió al Estado un terreno que permite negocios por U$S 500 millones

Además, un tribunal oral condenó a 3 años de prisión en suspenso a un ex funcionario de Menem y dos empresarios. 

En una decisión histórica, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 5 –integrado por los jueces Gabriel Ángel Nardiello, Sergio Paduczak y Sabrina Namer- condenó este viernes a tres años de prisión en suspenso a un ex funcionario del gobierno de Carlos Menem y dos empresarios por el escándalo de la privatización del astillero Tandanor.

Pero lo más importante, es que el TOF 5 decomisó un terreno de 8,5 hectáreas que está en la boca de Puerto Madero y donde se proyectan torres por 500 millones de dólares. Así el terreno, ubicado detrás del hotel de los Inmigrantes en Puerto Madero, volvió a ser propiedad del Estado de la misma forma que la llamada planta dos del ex astillero Tandanor ubicada en la zona sur del puerto de Buenos Aires sobre el Riachuelo. 

¡Increíble!: así, poco a poco, se hunde Bogotá

En algunas zonas de la capital el terreno está cediendo a razón de hasta 30 mm por año.

Bogotá se hunde. La frase hay que atenderla literalmente, no en su sentido figurado. La capital del país sufre del fenómeno conocido como subsidencia, es decir, el hundimiento o asentamiento, gradual o paulatino, del terreno debido a procesos naturales y a la acción directa e indirecta de las actividades humanas.

Y, de acuerdo con los científicos, este fenómeno ocurre a un ritmo que no es despreciable. La localidad de Puente Aranda presenta los mayores valores de subsidencia, estimados en 33 milímetros anuales, mientras que algunos sectores de las localidades de Engativá, Teusaquillo, Fontibón, Barrios Unidos, Bosa, Suba y Kennedy muestran tasas estimadas que oscilan entre 20 y 10 milímetros anuales.

Otras localidades, como Usaquén, también tienen hundimientos, pero estos tienen una distribución espacial más dispersa por varios sectores. Otras zonas de la capital tienen terrenos más estables. Estos corresponden a las periferias de la ciudad, en los cuatro puntos cardinales, aunque todo el occidente de la ciudad presenta una subsidencia con un ritmo menos acelerado, de entre 1 y 16 milímetros anuales.

Estos datos se desprenden del informe preliminar denominado ‘Estimación cuantitativa de la subsidencia en Bogotá’, elaborado por el Servicio Geológico Colombiano (SGC). Aunque existían informes previos, como el elaborado por el entonces Fopae –hoy Idiger–, se trata del estudio de mayor cobertura temporal de su tipo que se lleva a cabo en el país y el cual comprende datos recolectados desde el 2008 hasta el 2017 gracias a la combinación de las técnicas de geodesia de posicionamiento GPS de alta precisión y geodesia de imágenes.

La primera de estas técnicas consiste en el uso de satélites para establecer, mediante estaciones en tierra, coordenadas de alta precisión de la posición de los sitios geográficos, del orden subcentimétrico, mientras que la segunda emplea ondas electromagnéticas provenientes de satélites de radar para medir los movimientos, a escala centimétrica, de la superficie terrestre y generar imágenes que sirven de diagnóstico de la subsidencia. 

Para ambos métodos, el SGC ha utilizado las señales de la constelación de satélites GPS; ha obtenido imágenes de satélites de observación de la Tierra, como los Sentinel de la Agencia Espacial Europea y Alos-1 y Alos-2 de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial, y ha adquirido imágenes del satélite alemán TerraSAR-X, el cual es operado por Airbus Space and Defence.

Héctor Mora, científico del Grupo de Investigaciones Geodésicas Espaciales de la Dirección de Geoamenazas del SGC, que lidera estos análisis, considera que su importancia radica en la posibilidad de conocer con precisión los movimientos que se presentan en la región donde habitan los bogotanos, toda vez que, si bien la subsidencia tiene su origen en procesos subterráneos, sus consecuencias son evidentes a simple vista sobre la superficie. Una de las formas en las que se hace visible es, por ejemplo, en las grietas, levantamientos y hundimientos que se aprecian sobre las vías capitalinas cuando se transita sobre ellas, así como en algunos edificios.

Arranca limpieza de terreno que albergará refinería en Tabasco

Pese a que faltan dos meses para a la entrada del nuevo gobierno, Pemex contrató a una empresa que ya comenzó a limpiar el terreno de su propiedad donde se realizará la construcción.

Aunque aún faltan 2 meses y medio para que comience el nuevo gobierno federal, en Paraíso los trabajos para echar a andar la refinería que anunció Andrés Manuel López Obrador ya comenzaron, pues Petróleos Mexicanos (Pemex) contrató a una empresa que desde hace algunos días comenzó a limpiar el terreno de su propiedad donde se realizará la construcción.

Rocío Nahle García, próxima secretaria de Energía, Octavio Romero Oropeza, quien se desempeñará como director de Pemex y el gobernador electo, Adán Augusto López Hernández realizaron un recorrido este viernes en el predio de casi 400 hectáreas ubicado a un costado de la Terminal Marítima de Dos Bocas y del conjunto habitacional Lázaro Cárdenas del Río.

Decenas de trabajadores se han dedicado a quitar árboles y aplanar la superficie donde se asentará la nueva infraestructura que costará 55 mil millones de pesos en su primer año.

La compañía denominada SCCA se ha encargado de alistar el terreno. También opera ahí un sindicato de obreros adherido a la Confederación de Trabajadores de México.

Sin embargo, dado que esas hectáreas son de dominio de la empresa productiva del estado, Pemex asumió el inicio de las actividades preliminares para la refinería que forma parte de la estrategia para elevar a 2.6 millones de barriles por día la producción nacional de petróleo, muy por encima de los 1.8 millones que se registran actualmente.

Antes de partir rumbo a Paraíso, Nahle García indicó que aún no toma protesta el próximo jefe del ejecutivo, pero se trabaja “a toda marcha” para concretar el proyecto. “A lo mejor el actual gobierno federal no cuenta con los recursos para hacerlo, pero a partir del 1 de diciembre se va a tener el dinero necesario”, aseguró.